Ley de bosques

ARTICULO 1°.- Se considerarán terrenos de aptitud preferentemente forestal todos aquellos terrenos que por las condiciones de clima y suelo no deban ararse en forma permanente, estén cubiertos o no de vegetación, excluyendo los que sin sufrir degradación puedan ser utilizados en agricultura, fruticultura o ganadería intensiva.

Los terrenos de aptitud preferentemente forestal antes definidos, serán reconocidos como tales con arreglo al procedimiento que se indica en el decreto ley sobre fomento forestal.

ARTICULO 2°.- Los terrenos calificados de aptitud preferentemente forestal y los bosques naturales y artificiales quedarán sujetos a los planes de manejo aprobados por la Corporación Nacional Forestal, de acuerdo a las modalidades y obligaciones dispuestas en el decreto ley N° 701, de 1974, sobre fomento forestal.

ARTICULO 3°.- Derogado

ARTICULO 4°.- Derogado

ARTICULO 5°.- Se prohibe :

1. La corta de árboles y arbustos nativos situados a menos de 400 metros sobre los manantiales que nazcan en los cerros y los situados a menos de 200 metros de sus orillas desde el punto en que la vertiente tenga su origen hasta aquél en que llegue al plano;
2. La corta o destrucción del arbolado situado a menos de 200 metros de radio de los manantiales que nazcan en terrenos planos no regados;
3. La corta o explotación de árboles y arbustos nativos situados en pendientes superiores a 45%.
No obstante, se podrá cortar en dichos sectores sólo por causas justificadas y previa aprobación de plan de manejo en conformidad al decreto ley N° 701, de 1974.

ARTICULO 6°.- Desde la vigencia de esta Ley, cualquiera que sea el Departamento de Estado que tenga a su cargo suelos de aprovechamiento agrícola o forestal, no podrá disponer de su arrendamiento, concesión o entrega, sin informe previo del Ministerio de Tierras y Colonización, el que indicará las cláusulas de índole forestal a que deberá someterse al arrendatario, concesionario o poseedor.

ARTICULO 7°.- Se concede a los particulares que planten bosques en terrenos forestales y que se sometan a los Reglamentos respectivos, un premio por hectárea de terreno embosquecido, de doscientos a cuatrocientos pesos del Río Coquimbo al Norte y de cien a doscientos pesos al sur del mismo río. Este premio se pagará por una sola vez y tendrá derecho a él únicamente por las plantaciones que se hayan ejecutado después de la fecha del decreto Ley N° 656, de 17 de Octubre de 1925 y cuenten con más de tres años de edad.

El monto total de estos premios no podrá exceder de la suma de doscientos mil pesos al año, pasando de esta cantidad, se distribuirá esta suma a prorrata entre los interesados.

ARTICULO 8°-.Si los dueños se negaren a vender o a ceder voluntariamente los terrenos indicados en el Art. 1° letra c) de la presente ley, el Gobierno procederá a su expropiación, de acuerdo con el procedimiento contemplado en la Ley 3.313, de 21 de Septiembre de 1917, para lo cual se declaran de utilidad pública.

ARTICULO 9°.- Se autoriza al Presidente de la República para proporcionar a las Municipalidades, otras corporaciones, a particulares y a sociedades de plantaciones legalmente constituidas, facilidades para la realización de sus objetivos, las que, según los casos, podrán consistir :

a) en entrega de semillas;
b) en rebaja de precios de las plantas criadas en los viveros fiscales;
c) en ejecución de estudios previos y proyectos de plantación.
El Reglamento de esta Ley fijará las normas a que deberán someterse estas facilidades.

ARTICULO 10°.- Con el objeto de regularizar el comercio de maderas, garantizar la vida de determinadas especies arbóreas y conservar la belleza del paisaje, el Presidente de la República podrá establecer reservas de bosques y parques nacionales de turismo en los terrenos fiscales apropiados a dichos fines y en terrenos particulares que se adquieran por compra o expropiación. La expropiación se hará en la forma indicada en el Art. 8° de esta ley.

Con el objeto de obtener un mejor aprovechamiento de los Parques Nacionales y Reservas Forestales, la Corporación Nacional Forestal podrá celebrar toda clase de contratos que afecten a dichos bienes y ejecutar los actos que sean necesarios para lograr esa finalidad. Asimismo, podrá establecer y cobrar derechos y tarifas por el acceso de público a los Parques Nacionales y Reservas Forestales que él determine, y por la pesca y caza en los lugares ubicados dentro de esos Parques y Reservas. Los dineros y productos que se obtengan ingresarán al patrimonio de dicho Servicio.

ARTICULO 11°.- Las Reservas de Bosques y los Parques Nacionales de Turismo existentes en la actualidad y los que se establezcan de acuerdo con esta ley no podrán ser destinados a otro objeto sino en virtud de una ley.

ARTICULO 12°.- Por razones de higienización y hermoseamiento las Municipalidades deberán establecer plantaciones lineales y grupos arbolados, dentro o colindante con los centros urbanos. El Gobierno premiará en la forma que determine el reglamento, a aquellas Municipalidades que hayan contribuido más eficazmente al fomento de esta clase de plantaciones.

ARTICULO 13°.- En la tasación de los terrenos fiscales, será obligación estimar separadamente el valor del suelo y del arbolado, para los efectos de su arrendamiento, gravamen o compraventa, determinándose en cada caso el aprovechamiento o el cultivo a que conviene someter la vegetación leñosa para su mayor rendimiento.

ARTICULO 14°.- Las concesiones para explotar bosques fiscales, cualesquiera que ellos sean, se otorgarán por el Servicio Agrícola y Ganadero, conforme a las normas y en las condiciones que, en cada caso, establezca su Consejo, sin perjuicio de la facultad de ese servicio para explotarlos directamente. Las concesiones que se otorguen podrán ser dejadas sin efecto, en cualquier momento, por acuerdo del Consejo, en caso que se compruebe que se han infringido dichas normas y condiciones. Los derechos y prestaciones que se fijen ingresarán al patrimonio del Servicio.

ARTICULO 15°.- Para garantizar la calidad de las maderas en el país y en el extranjero, se establecerá un servicio de marcas oficiales que las catalogue según clase y especie.

Es obligatorio para todos los concesionarios o arrendatarios de bosques fiscales, el empleo a sus expensas de las marcas oficiales.

Los particulares podrán acogerse facultativamente a este servicio.

Las maderas que se empleen en obras públicas deberán llevar la marca oficial que indique su especie.

Para la aplicación de marcas a las maderas se establece un impuesto de dos centavos por pieza como mínimo.

El Presidente de la República fijará en un reglamento especial el Registro de Marcas y la forma en que percibirá el impuesto.

El abuso de la marca oficial será penado con multa de cien a dos mil pesos, según la gravedad del caso.

ARTICULO 16°.- Se autoriza al Presidente de la República, para habilitar ríos flotantes y navegables, construir ferrocarriles madereros y puertos fluviales, destinados a facilitar el transporte de maderas.

Los particulares interesados en la construcción de estas obras, deberán formar comunidades de transporte, las que contribuirán con el 40 por ciento, a lo menos, del valor de dichas obras. Queda, asimismo, autorizado el Ejecutivo, para emitir bonos, del 8 por ciento con ½ por ciento de amortización, que se destinarán exclusivamente a los fines señalados en el presente artículo, debiendo constituirse primera hipoteca sobre las propiedades que han contribuido a estas mejoras.

Un reglamento determinará la forma en que se harán los estudios, la ejecución y pago de las obras, como asimismo, el cumplimiento de las obligaciones contraídas con el Estado.

ARTICULO 17°.- Prohíbese la roza a fuego, como método de explotación en los terrenos forestales a que se refiere el artículo 1°.

Para emplear el fuego en la destrucción de la vegetación arbórea en suelos fiscales o particulares que se desee habilitar para la actividad agropecuaria, se requerirá de un permiso escrito otorgado por el Gobernador al propietario del predio o a un tercero con autorización del propietario, previo informe del Agrónomo respectivo del Ministerio de Agricultura. Este permiso se solicitará con seis meses de anticipación a lo menos.

El Reglamento de la presente ley fijará los requisitos y la época en que el roce pueda ejecutarse.

No obstante, el Presidente de la República, por decreto supremo expedido por el Ministerio de Agricultura, podrá prohibir el empleo del fuego para destruir la vegetación en zonas que el mismo decreto señale, por un tiempo determinado. Estas prohibiciones deberán establecerse antes del 31 de Diciembre y, una vez decretadas, se entenderán suspendidos los permisos ya otorgados.

ARTICULO 18°.- Derogado.

ARTICULO 19°.- Se autoriza al Presidente de la República para reglamentar la explotación de las cortezas que contengan sustancias tánicas, saponinas y la recolección de frutos de árboles y arbustos nativos.

ARTICULO 20°.- Sin perjuicio de los empleados administrativos y técnicos que se estime necesarios para el estudio y conservación de los bosques, las funciones de guardería, en general, serán desempeñadas por el Cuerpo de Carabineros.

El Reglamento fijará las funciones de guardería forestal que corresponda a dicho Cuerpo.

ARTICULO 21°.- La corta o destrucción de árboles y arbustos, en contravención a lo establecido en el artículo 5°, será sancionada con la pena de presidio menor en su grado mínimo a medio y multa de diez a veinte sueldos vitales mensuales.

ARTICULO 22°.- El empleo del fuego, en contravención a las disposiciones de la presente ley y sus reglamentos y siempre que de ello no se haya seguido incendio, será castigado con presidio menor en cualquiera de sus grados y multa de seís a diez unidades tributarias mensuales.

El que rozare a fuego infringiendo las disposiciones legales y reglamentarias y a consecuencia de ellos destruyere bosques, mieses, pastos, montes, cierros, plantíos, ganados, construcciones u otros bienes pertenecientes a terceros o afectare gravemente el patrimonio forestal del país, será castigado con presidio menor en su grado medio a máximo y con multa de once a veinte unidades tributarias mensuales.

El que fuera de los casos contemplados en los incisos anteriores, por mera imprudencia o negligencia en el uso del fuego en zonas rurales, o en terrenos urbanos o semiurbanos destinados al uso público, provocare incendio que cause daño en los bienes aludidos en el inciso segundo, sufrirá la pena de prisión en su grado máximo y multa de una a cuatro unidades triburarias mensuales.

Lo dispuesto en el presente artículo es sin perjuicio de la obligación de indemnizar los daños causados a terceros.

ARTICULO 23°.- La infracción a las disposiciones a la presente ley que no tengan señalada una pena especial, serán sancionadas administrativamente con una multa de uno a diez sueldos vitales mensuales.

ARTICULO 24°.- Será competente para conocer y sancionar administrativamente las infracciones a las disposiciones de esta ley y sus reglamentos el Ministerio de Agricultura, a través del Servicio Agrícola y Ganadero, quien podrá delegar esta facultad en los funcionarios que se designen para estos efectos, los que podrán aplicar las multas y sanciones no corporales que correspondan.

La aplicación y cobro de las sanciones se substanciarán de acuerdo a las normas del Título XI, Capítulo IX, Párrafo III, artículo 238° y siguiente de la Ley N° 16.640, de 28 de Julio de 1967, en lo que fueren procedentes.

ARTICULO 25°.- De los delitos contemplados en esta ley conocerá el Juez de Letras en lo Criminal que corresponda.

De las faltas a que se refiere el inciso 3° del artículo 22°, conocerá el Juez de Policía Local respectivo, si fuere letrado; en su defecto, el Juez de Letras en lo Criminal que corresponda.

ARTICULO 26°.- Concédase acción pública para denunciar las infracciones a la presente ley y su reglamento.

ARTICULO 27°.- Las multas que se originen por la aplicación de esta Ley serán de exclusivo beneficio fiscal.

ARTICULO 28°.- Corresponderá la supervigilancia del cumplimiento de las disposiciones legales y reglamentarias que rijan en materia de bosques al Ministerio de Agricultura, por intermedio del Servicio Agrícola y Ganadero.

bosques

|

Comentarios

Very quickly this site will be famous amid all blogging and site-building users, due to it's nice articles
Responder
This is the right web site for everyone who hopes to find out about this topic. You realize so much its almost tough to argue with you (not that I actually will need to?HaHa). You definitely put a brand new spin on a subject which has been discussed for ages. Wonderful stuff, just great!
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar